En política siempre existe la contradicción entre lo discursivo y los hechos concretos, nosotros creemos que son estos últimos los que reflejan las verdaderas intenciones de los gobernantes, por ello, no podía faltar que en el “país innovador y del desarrollo productivo” se hiciera mella en la educación y en la salud.

Hoy en día el gobierno del FA titubea y amenaza con no invertir en la propuesta de refuncionalización del Hospital de Clínicas. Lugar donde por más de 60 años la ciencia, la investigación,    la    educación    y    la    salud    se    han    conjugado    para    formar    los recursos asistenciales del país y para llevar la atención sanitaria al servicio de los más postergados de nuestro pueblo.
Parece que para este gobierno la salud y la educación no son las prioridades, pero entonces ¿cuales son?. Creímos, ingenuamente, que pasados 10 años de gobierno del FA se verían señales claras en torno a la necesidad de invertir desde el estado en educación y en salud, pero lo que vivimos estos años se repite. Tras 10 años de ahogo presupuestal en educación, 10 años después de que se dejara por fuera de la reforma de salud al Hospital de Clínicas, nos enfrentamos nuevamente a la imperdonable propuesta de sepultar al Hospital Universitario.

El Hospital de Clínicas necesita recursos para su funcionamiento cotidiano, y necesita inversión para recuperar su edificio, y esto es una deuda que tiene el gobierno del Frente Amplio con el Hospital de Clínicas desde que resolvió no insertarlo al Sistema Nacional Integrado de Salud en el año 2007.


El Frente Amplio manifestó durante su campaña la voluntad de invertir en la refuncionalización del Hospital Universitario. Se hablo también de acompañar un proceso universitario de reestructura del mismo.


Pero ahora, con el nuevo proyecto elaborado y aprobado por el Cogobierno, la postura desde el Ejecutivo parece ser otra. Ya no se habla de respaldo y respeto al Cogobierno y la Autonomía Universitaria. Ya no se habla de cumplir la deuda histórica que los gobiernos de todos los colores han tenido con nuestro Hospital y Nuestro pueblo. En plena elaboración de la Ley de Presupuesto, el gobierno plantea la construcción de un nuevo Edificio con fondos público-privados.

Para los Estudiantes de medicina, esto significa una violación de la Autonomía Universitaria. Implica poner a disposición del Capital las decisiones en torno a la investigación clínica de Nuestro país. Precisamente aquello que la autonomía y el cogobierno impedían.

Por eso creemos importante destacar una vez más que defendemos la construcción con todos     los     actores     y     desde     el cogobierno del     Nuevo     Proyecto     de     Hospital.

Rechazamos enfáticamente cualquier proyecto pre elaborado por actores externos, un nuevo proyecto de Hospital Universitario debe surgir de la Universidad y del propio Cogobierno.

No aceptamos las excusas de que no hay dinero, de que no es momento de “hacer locuras” y es necesaria la “cautela”. En primer lugar porque se puede aumentar la recaudación del Estado, sobre la base de rever las alarmantes exoneraciones fiscales que tienen los grandes capitalistas, nacionales y extranjeros, en nuestro país. En segundo término, por la moratoria o renegociación de la deuda externa, en muchos casos adquirida por gobiernos ilegítimos. En tercer lugar, porque puede reverse el gasto público, que en muchos casos se destina a causas inútiles y obsoletas, como es el gasto militar. Hablar del presupuesto nacional en el marco de un supuesto “límite fiscal”, es limitarse a un marco estrecho que implica aceptar como incambiable la estructura tributaria del país, algo que nosotros, en particular, rechazamos.

El Hospital de Clínicas debe recibir recursos por rubro salud, y hablar de financiación es levantar viejas banderas y reivindicaciones históricas de los estudiantes y trabajadores del Hospital, hablar de financiación es exigir, una vez más, la inserción definitiva e inmediata del Hospital al Sistema Nacional Integrado de Salud.

Bajo ningún concepto aceptaremos que se utilice al Hospital del Pueblo para maquillar los números macroeconómicos del gobierno. No admitiremos que se plantee la construcción de un nuevo edificio a espaldas de toda la Universidad.
Ya lo hemos manifestado: no entregaremos autonomía a cambio de presupuesto, no permitiremos que se avasalle a la Universidad y a su Hospital.

Queda mucho por hacer, la Universidad ha trabajado arduamente para generar una propuesta de desarrollo del Hospital Universitario, es hora de que el gobierno nacional se comprometa con la salud del pueblo, es hora de elegir entre la injusticia y la equidad en el Sistema de Salud.

Es hora de priorizar a la Educación Pública y la Salud de calidad.

files/Declaracion_aem_edificio_hc.pdf

Deja tu Mensaje

Debemos verificar que Ud. es una persona real, por favor haga clic en el clip

En Twitter

En Facebook